martes, 28 de abril de 2009

Constitución anatómica

Constitución anatómica del testículo
Desde el punto de vista de su
constitución anatómica, el testículo se compone de dos partes morfológicamente muy distintas:

1. Una cubierta fibrosa o albugínea: la cubierta fibrosa recubre sucesivamente el testículo propiamente dicho(albugínea testicular) y al epidídimo(albugínea epididimaria).
1.1 Albugínea testicular: la albugínea testicular es una membrana fibrosa que envuelve al testículo en forma continúa, su superficie exterior se encuentra tapizada por la hojilla visceral de la túnica vaginal y su superficie interior corresponde al tejido propio del testículo. En el borde posterosuperior del testículo la albugínea presenta un engrosamiento denominado cuerpo de Highmore en cuyo espesor se encuentran una rede de conductillos espermáticos denominados
Red de Haller. Del vértice de el cuerpo de Highmore o parten una serie de laminillas o tabiques que se dirigen en forma radiada hacia la periferia del testículo y lo dividen en una serie de lobulillos.
1.2 Albugínea epididimaria: la albugínea cubre totalmente el epidídimo, pero a este nivel es más delgada.


2. Un tejido propio: ocupa todo el espacio circunscrito por la albugínea, en el tejido propio se encuentran: los conductillos productores de esperma y los conductos secretores de esperma.
2.1 Conductos productores de esperma: llenan los espacios circunscritos por los tabiques de la albugínea, de este modo forman los lobulillos espermáticos, constituidos por 3 o 4 conductillos seminíferos, formando una rede o por extremidades libres y se dirigen al cuerpo de Highmore anastomosándose sobre si mismo. Se anastomosan entre si al llegar al lóbulo se unen para formar los conductos rectos.
2.2 Conductos secretores de esperma: se hallan representados en cada lóbulo por un tubo recto que recubre los canalículos seminíferos; anastomosándose ampliamente con el cuerpo de Highmore, los tubos rectos constituyen la
red de Haller; de allí parten de 10 a 15 conductos eferentes que penetran en el epidídimo y se vuelcan en el conducto epididimario, fino conducto enrollado sobre si mismo en 5cm y que se continúa directamente en el conducto deferente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada